calculadoras
Podcast
quesabes
ITS que producen úlceras PDF Imprimir E-mail

 Sífilis

¿Qué es la sífilis y cómo se contrae?

La sífilis es una infección causada por una bactería, microorganismo que sólo vive en el ser humano y es de evolución crónica.
La sífilis es una infección que se presenta en diferentes etapas, los síntomas  aparecen y desaparecen razón por la cual se dificulta su diagnóstico.
Es importante señalar que si la sífilis no se atiende de manera oportuna con un médico, puede causar graves daños a la salud como abortos, malformaciones congénitas, infertilidad y cáncer. Si se trata a tiempo es curable.

¿Cómo se manifiesta la sífilis?

Etapa 1:

En una primera etapa por una lesión en forma de úlcera dura, en general indolora llamada chancro, que se localiza generalmente en los genitales externos de hombres y mujeres, pero puede aparecer en cualquier otro lugar del cuerpo: en la boca, en el recto, sobre un pezón o en cualquier parte de la piel.
En las mujeres puede aparecer en la vagina o en el cuello lo que dificulta o imposibilita su diagnostico a tiempo. Esta primera lesión desaparece en unas semanas, sin dejar huella.

Etapa 2:

En una segunda etapa, que puede ser semanas o meses después de la desaparición del chancro, aparece una erupción generalizada en la piel, que desaparece pronto y que a veces se acompaña de dolor de cabeza, fiebre, indigestión, dolor muscular o articular.
Casi nunca se asocian estos problemas con el chancro primario.

Etapa 3:

Después de esta etapa empieza el llamado “período latente” que puede durar años.
Durante este tiempo el microorganismo que produce la enfermedad va atacando distintos órganos y tejidos como el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) y los vasos sanguíneos.

¿Qué consecuencias produce la sífilis?

Si no es detectada a tiempo en el “período latente” se ve afectado el corazón y los huesos, hay pérdida del control muscular, del equilibrio, ceguera, sordera y trastornos mentales severos hasta llegar a la muerte.

¿Es curable la sífilis?

Sí, si se detecta a tiempo y es tratada correctamente.
Incluso si es detectada en su etapa tardía, dependiendo del grado de daño producido, el tratamiento adecuado puede ser benéfico y ayudar a evitar la muerte.
 

 

Herpes genital

¿Qué es el herpes genital y cómo se transmite?
Es una enfermedad que ha tenido un enorme incremento en los últimos años.
Es causada por el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) y se adquiere por contacto directo de piel con piel con el sitio infectado durante la relación por vía vaginal, anal u oral. El período que tarda en desarrollarse esta infección es de 3 a 14 días. Puede acompañarse de fiebre, dolor de cabeza, de cuerpo y malestar general. Las lesiones características son bolitas duras y ampollas, agrupadas y dolorosas sobre un área enrojecida, las cuales se rompen para formar úlceras y costras, luego cicatrizan en un lapso de 2 semanas.

La persona infectada, puede ser portadora asintomática, y contagiar a su pareja sexual sin haber manifestado la enfermedad.

¿Cómo se manifiesta esta enfermedad?
En el hombre aparecen bolitas duras y ampollas, agrupadas y dolorosas sobre un área enrojecida que al romperse forman úlceras y costras, estas pueden aparecer en el glande, en el cuerpo del pene o en la región perineal (parte inferior de la pelvis).

En las mujeres en la vulva, la vagina, el cuello uterino y la región perineal. Pueden producir dolor al orinar, al tener relaciones sexuales y flujo vaginal.

Muchas personas infectadas por primera vez pueden no tener manifestaciones clínicas de la enfermedad. La aparición de síntomas en esta ocasión se llama "herpes" primario, que al inicio se puede tener una sensación de hormigueo o picor en el área genital. Puede haber dolor en glúteos, piernas y en el área de la ingle.

Los síntomas generalmente desaparecen sin dejar cicatriz en 3 semanas o antes si existe algún tratamiento con medicamentos adecuados. Pero aun cuando desaparecen, el virus queda en el cuerpo. Puede reactivarse y volver a causar llagas o úlceras días o años después. Por lo general, los síntomas son peores durante el herpes primario y se vuelven más leves con cada nueva reactivación del herpes.

Existe otra cepa del virus del herpes que es el simple tipo 1 (VHS-1), que normalmente se transmite a través de contacto no sexual y suele causar llagas en los labios pero también puede transmitirse a través del sexo oral y no hay cura.

¿Qué consecuencias presenta esta infección?
Hay mayor probabilidad de adquirir otras infecciones como el VIH, ya que las ampollas o úlceras hacen más fácil la entrada de otros gérmenes de ITS.

Causa ataques de dolor que van de leves a muy fuertes de manera recurrente.

La mayoría de las mujeres embarazadas con herpes genital recurrente tienen bebés normales.

Pero el riesgo de daño es más alto para bebés de madres que experimentan un primer episodio de herpes genital durante el embarazo. Un bebé puede adquirir la infección de la madre al momento de nacer, si es por vía vaginal y puede causarle daños al cerebro, pulmones o en el hígado incluso la muerte.

¿Es curable esta infección?
No, puede ser tratada pero no curada. Esto quiere decir que el virus permanecerá latente en el organismo durante toda la vida. Esta enfermedad es recurrente, es decir, se volverá a repetir una o varias veces después de la primera vez.